jueves, 9 de septiembre de 2010

PALEOLITICO


o también llamado la Edad de la piedra Antigua. Este periodo culmina alrededor del 8.000 a. de C. (unos 10.000 años desde nuestra época). Durante el Paleolítico se extendió el uso de la piedra tallada. Esta época se caracterizó por el avance de los hielos, las llamadas GLACIACIONES, siendo la subsistencia del hombre extremadamente difícil. El hombre del paleolítico se dedicó a la caza, la pesca y la recolección de frutos. La organización social era precaria. Estos hombres vivían en pequeñas comunidades, habitando cuevas o viviendas fabricadas de cueros de animales.   
De igual manera, coleccionaron armas y diferentes utensilios, tanto de uso diario como de carácter ritual. En todos los pueblos de la antigüedad se manifiesta de la creencia de vida en el más allá, signo de ello es qué enterraban a sus muertos depositando en la tumba alimentos y herramientas, ya que pensaban que las necesitarían en la vida futura. Estas creencias religiosas se caracterizaban por la vitalización de las fuerzas de la naturaleza, representadas por un volcán en erupción, una tormenta, una estrella fugaz, etc., fenómenos a los cuales se les atribuían dimensiones mágicas, pues encontraban explicación en la intervención de algún dios, que manifestaba su voluntad a través de fenómenos naturales. Las primeras representaciones artísticas estuvieron asociadas también a la religión. Se les atribuían poderes sobre los animales, lo que, por ejemplo, facilitaría la caza. Así, dibujar un animal atravesado por una lanza sería augurio de buena caza. Estas pinturas llamadas RUPESTRES se encuentran, por ejemplo, en cuevas ubicadas en España y en Francia (Altamira y Lascaux, respectivamente).  

No hay comentarios: